14 junio 2006

Tristemente seguimos igual

Hace unos días colgué un post sobre la agresión que había sufrido Arcadi Espada en un mitin. Hoy tristemente tengo que publicar otro similar respecto a los insultos, patadas y escupitajos que recibieron algunos líderes del PP en Mataró, mientras hacían campaña contra el Estatut.

Repito lo que ya dije en su momento. ¡No es justificable ningún tipo de agresión!. Ya sea verbal o física, no tiene cabida en un estado de derecho. Para defender una idea o un proyecto político se utiliza la palabra. Gracias a dios hoy la red permite a cualquiera difundir un mensaje, una idea, una política. Las posibilidades de la comunicación son infinitamente mayores, y aun así continuamos haciendo uso del insulto y de la saliva como agresión.

Estoy harto, muy harto porque la culpa de estos sucesos la tiene el grado de degradación política que está alcanzando este país . Los políticos se han dedicado a infundir un estado de “crispación” a toda la sociedad y así nos está yendo. Se han encargado de lanzar al aire sus proclamas incendiarias sobre las diferencias y los rencores de los peninsulares y ahora nos encontramos con que no se puede salir a defender ideas diferentes porque te va la integridad física y moral en ello.

Ojo, que no estoy defendiendo ninguna política. Que a mi el Estatut me trae al fresco. Yo solo defiendo una forma de convivencia pacífica donde cada cual pueda expresarse como le parezca. Defiendo tanto que en Cataluña se pueda pedir el No como que en Madrid se pida el Si.

Tengamos un poco de consideración. Nos va mucho en ello

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Links a este escrito:

Crear un enlace

<< inicio