12 junio 2006

El arco, la flecha y el camino

el arco, la flecha y yo


Este fin de semana, además de estar estudiando he tenido tiempo para "aprender" a tirar con arco. Sinceramente pensaba que era más facil. Hoy tengo de recuerdo un moratón en el antebrazo del tamaño de un culo de vaso. Y es que por más que intentaba que la cuerda no diese en mis chichas, tres veces no lo conseguí. Me dijeron que eso era normal y que el campeón de España tiene el antebrazo hecho callo (pues que bien).

Kyudo creo que es la palabra japonesa para "tiro con arco". Siempre he querido aprender
kyudo pues dicen que no es un deporte, sino una manera de meditación. Dar en el blanco no es el objetivo, sino solo un medio. Además, existe un problema filosófico que dice que una flecha nunca puede dar al objetivo, porque para llegar desde el punto inicial al punto de llegada se debe pasar por un punto intermedio. Por lo tanto toda distancia se divide por dos y un ningún número dividido por dos puede dar de resultado el cero absoluto, que representaría el objetivo. En fin ellos sabrán.

Lo que quiero decir es que tanto en el tiro con arco, como en muchas cosas, lo importante no es el objetivo sino lo que se ha andado hasta llegar a él. Muchas veces cuando erramos el tiro pensamos que todo se ha perdido y que hay que empezar de nuevo, cuando quizás sea que nuestra flecha va a tardar un poquitín más en llegar. Esto lo aprendí anoche mientras cenaba con mi niña.


¿ Sabíais que el escritor Paulo Coelho lo practica todas las mañanas?



0 Comentarios:

Publicar un comentario

Links a este escrito:

Crear un enlace

<< inicio