01 marzo 2006

El ángel cayó y volvió a ser bendecido


La imagen de un ángel cayendo, fulminado por la ira de dios, me ha atraido desde siempre. No sé el porqué, quizás debería preguntárselo a algún psicólogo, a algún espiritista que me pusiese en contacto con Freud o algún libro sobre la interpretación de los sueños, ni idea.

Hubo un tiempo en el que pensé en tatuarme esa imagen en alguna parte de mi cuerpo. Quizá porque me siento como un ángel que cayó y o volvió a levantar el vuelo. Siento que hago cosas en mi vida que no me llevan a ninguna parte y que la mayor parte de las decisiones que tomo están destinadas a fracasar de una u otra manera. Dedico mi tiempo a unas oposiciones que no sé si aprobaré y que tampoco tengo la seguridad de que me vayan a hacer feliz, viendo como está el mundo de la docencia; cada día me siento más solo y creo que estoy haciéndome un poco antisocial.

Por eso me he propuesto escribir este blog. Quiero plasmar en palabras esta caida y mi próxima subida. No soy una persona negativa, aunque no lo parezca soy todo lo contrario. Solo estoy pasando una mala racha y lo sé. Por eso quiero hacer partícipe a quien le interese de mi ascensión. No sé si subiré muy alto, solo espero no cometer el mismo error que Icaro.

1 Comentarios:

Blogger Xeno dijo...

Estoy impaciente por leer cada paso de ese renacimiento. Todos pasamos de vez en cuando por algo así, y te entiendo perfectamente. Necesitamos tocar fondo para subir con toda la fuerza. Animo vampiro... yo creo en ti.

11:47 a. m.  

Publicar un comentario

Links a este escrito:

Crear un enlace

<< inicio